Skip to content

#GuíaRec

Ferias y mercados musicales

Espacios clave para la promoción y el desarrollo profesional


Descargar capítulo

Las ferias y mercados se han convertido en la actualidad en la “piedra angular” para el desarrollo de artistas. Aquí compartimos una serie de claves para conocerlos y saber qué herramientas necesitamos para participar de sus showcases, encuentros y reuniones de negocios.

  • #comprador
  • #desarrollar
  • #ferias
  • #materiales
  • #mercados
  • #producto
  • #reunióndenegocios
  • #seguimiento
  • #showcase
  • #vendedor
  • #vender
  • #vínculos

Por Debora Staiff

Directora de Índigo Producciones, productora y agencia de contratación. Consultora en diseño de proyectos, producción de espectáculos, desarrollo de públicos y proyectos especiales. Ha participado de numerosos mercados especializados (CINARS, APAM, Mercado de Música Viva de Vic, Mercado Cultural de Bahía, etc.), ferias (Fira Tárrega, FETEM, etc.) y festivales internacionales. Ha producido giras por países como Estados Unidos, México, España, Italia, Francia, Portugal, Brasil, Austria, Australia, Chile, Eslovenia, Dinamarca. Entre los artistas y compañías con los que trabaja, pueden destacarse 34 Puñaladas, Soema Montenegro, Seba Ibarra, Lucio Mantel, Paloma del Cerro, Hernán Crespo, Compañía de circo La Arena, Grupo Krapp, entre otros.


EL LUGAR QUE SUPISTE CONSEGUIR… Y DESPUÉS: ¡FERIAS Y MERCADOS!

Los músicos, solistas y bandas invierten esfuerzo, tiempo, dinero y creatividad en el desarrollo de su estética, herramientas y formatos que les permitan su difusión y reconocimiento y con ello, conseguir un lugar en el mercado local. Conciertos en pubs, centros culturales, peñas, clubes sociales y clubes de música, por dar algunos ejemplos, se convierten, poco a poco, en parte del rito y de la labor cotidiana del músico que, con el paso del tiempo, suele conducir a la grabación del primer disco.

Ahora bien, ¿Cómo seguir adelante? ¿Cómo crecer? ¿Qué caminos to- mar? Estas preguntas surgen en todos los procesos creativos y, por supuesto, los proyectos autogestivos no son una excepción ya que también plantean la necesidad de elaborar estrategias para la construcción de esos caminos.

Sin lugar a dudas, el acceso a ferias y mercados es una de las instancias que requiere mayores esfuerzos, el desarrollo de capacidades adicionales y la toma de conciencia respecto de los propios límites y posibilidades. Es por ello que, a lo largo de este capítulo, buscaremos acercar a los músicos una serie de consejos, pautas y herramientas a tener en cuenta para aprovechar estos espacios de desarrollo profesional. Muchos de estos consejos parten de una serie de preguntas básicas que servirán de guía a la hora de desarrollarlos y transmitir sus claves.

Leer capítulo completo

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE VENDER Y DESARROLLAR?

Para poder comprender cuál es el lugar de nuestro proyecto en el “ecosistema” del llamado “mercado de la música”, primero debemos analizar uno de los paradigmas más importantes: la diferencia entre vender y desarrollar un artista o un grupo.

Desde el momento en que consideramos que nuestra banda o proyecto debe crecer y escalar en su carrera buscamos “vender” fechas, conciertos y presentaciones. Salir a “vender” implica que nuestro proyecto, al que llamaremos a partir de ahora “producto”, puede llegar a una cantidad X de público. Si el crecimiento de nuestro producto en el mercado es sostenido, el proceso de venta será más sencillo y el responsable de realizar esas “ventas” (por ejemplo un integrante del grupo, un manager o un amigo) responderá a esa demanda e irá detrás del producto para satisfacer las expectativas de sus compradores e interesados.

Sin embargo, pensar en el “desarrollo del producto” implica ir más allá de esa demanda: exige una investigación más detallada del mercado y una búsqueda del circuito ideal para nuestra música, y así concretar el objetivo de sumar conciertos y presentaciones. A diferencia de la tarea anterior de venta, en este caso, es el artista quien debe ir detrás de quien está a cargo de conducir el desarrollo de nuestra banda o grupo (sea o no integrante del mismo).

Esta segunda alternativa de “desarrollo de producto” se identifica principalmente con aquellos grupos o solistas que se referencian con los estilos musicales llamados de “nicho”, es decir, con aquellos que presentan ciertas marcas particulares que los distinguen del segmento en su conjunto.

Comprender que nuestro producto puede tener características de “nicho”, nos permitirá ser más creativos en su promoción y entender mejor la relación con su público. De este modo, podremos acercarles nuestra propuesta de la forma más efectiva y comunicar a la prensa las características del proyecto de un modo más claro y convincente.

Una vez comprendidos estos conceptos, será el momento de analizar a qué mercados o a qué ferias asistiremos.

 

12_A

 

FERIAS Y MERCADOS: SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

Al inicio de la Guía se ha presentado el funcionamiento actual del ecosistema o industria de la música, y se han incluido a los actores y a las dinámicas que intervienen para que nuestro proyecto pueda llegar a buen puerto. Llegados a este punto, es preciso pensar en sus desafíos de promoción y desarrollo y, para ello, aparecen en escena dos espacios estratégicos: los mercados y las ferias.

Estos eventos, por lo general de carácter anual o bienal, son espacios que reúnen a los profesionales del sector musical con la finalidad de intercambiar opiniones, acceder a nuevos artistas, observar la evolución de grupos o solistas ya conocidos y, sobre todo, promover un espacio especializado en el desarrollo profesional y la comercialización de productos y proyectos musicales. Es por ello que los Mercados y Ferias se han convertido en la actualidad en la “piedra angular” para el desarrollo de artistas. Gracias a las posibilidades y a las actividades que ofrecen se han transformado en el espacio ideal para la creación de redes.

El origen de las ferias y mercados se remonta a finales de los 80 ́ y su establecimiento responde al aumento de la circulación de artistas a nivel internacional y a la creciente especialización de los géneros musicales.

Con respecto a su particularidad genérica, existen ferias y mercados dedicados al jazz, a las músicas del mundo, a la música clásica, la electrónica y, por supuesto, también al rock y el pop. Esta especialización permite el desarrollo de estrategias específicas y la reunión de los actores centrales de la actividad, de un modo acorde a las características de cada uno de los géneros y estilos que el evento promueve.

Aunque recomendamos “no elegir” y disfrutar de la experiencia de participar y vivenciar ambos espacios, en caso de tener que optar por uno de ellos es importante tener presente su funcionamiento y sus características. La experiencia de participar en una feria le brinda al programador o la agencia de contratación la posibilidad de evaluar la reacción con el público, debido a que incluyen shows con acceso libre, usualmente de mayor duración, aunque pueden asistir a este tipo de eventos menos profesionales del sector. Por el contrario, un mercado, debido a sus características y dinámicas, obliga al artista a pensar estratégica y conceptualmente su participación, sabiendo que se trata de una oportunidad única para ser visto por los profesionales del sector. En tal caso, es muy importante comprender que no sólo se evalúa el sonido y la creatividad en las letras, sino también el desempeño del artista sobre el escenario.

Estas diferencias, que pueden parecer sutiles y casi imperceptibles, implican encarar el desarrollo del producto desde perspectivas diferentes, aunque también complementarias. Para el caso de las ferias, será importante sumar la perspectiva y participación del público a los objetivos profesionales pautados; en el caso de los mercados, invertir esfuerzos también en la construcción de redes y en la estrategia de desarrollo a largo plazo.

Mercados

Espacios de encuentro para los profesionales de un sector en los que se propicia el intercambio, el conocimiento de nuevos artistas y el desarrollo de contrataciones, negocios y proyectos especiales. Se trata de espacios cerrados y exclusivos para los profesionales del sector, quienes se inscriben previamente, ya sea en forma gratuita o mediante el abono del acceso a los mismos. A través de un mercado se tiene acceso a programadores de festivales, teatros, centros culturales, sellos discográficos, distribuidores, agregadores y demás profesionales del sector.

Ferias

Son encuentros profesionales, con ciertas características similares a los mercados, pero que además incluyen conciertos y actividades con acceso de público general, junto a la instalación de espacios dedicados a la venta de productos para todo público (como discos, revistas y remeras). En función de la organización a cargo (instituciones públicas o productores privados) pueden requerir una inscripción paga en las actividades exclusivas para profesionales y/o en la venta de entradas para el acceso a los conciertos.

 

12_B

 

LO QUE TODO MÚSICO NECESITA PARA ACCEDER A UN MERCADO

Al momento de inscribir al grupo/artista en un mercado o feria, debe- remos completar una ficha o formulario de inscripción. Por lo general, se trata de formularios on line, que requieren contar con determinada información lista para ser incorporada al mismo. Es importante no esperar hasta último momento para concretar la inscripción y revisar previamente cuál es la información necesaria para poder completar los diversos campos en tiempo y forma.

En muchos casos, los mercados requieren el pago de la inscripción. En tales casos, debemos tener presente que dicho pago se realiza usualmente a través de tarjeta de crédito o por sistemas similares al Paypal, y que hasta que el pago no se registre no tendrá validez la inscripción que hayamos realizado.

Muchos mercados ofrecen además la posibilidad de inscribirse en un showcase. Estos pequeños conciertos representan una oportunidad única para mostrar el producto a los profesionales que usualmente asisten a los mercados. Es importante verificar si es necesaria una inscripción especial para participar de ellos, debido a que tienen reglas específicas y jurados para seleccionar a los artistas (lo veremos más adelante).

 

YA ME ANOTÉ, ¿CÓMO SIGO?

Una vez que el producto (banda o solista) fue inscripto en un mercado o en una feria se inicia un proceso que implica tiempo, dedicación y estudio para entender y analizar quiénes serán los participantes, invitados y observadores que asistirán al evento. Este estudio previo permitirá evaluar con qué personas buscará reunirse el representante, a fin de establecer encuentros, explicar las características del grupo y, en el caso de hacer un showcase, comprender quiénes deben estar presentes durante la realización del mismo.

Se deberá acceder en forma frecuente a la página web donde se ha inscripto al grupo/artista para ver los avances en las inscripciones, revisar si hay que cumplir con algún proceso determinado para acceder a las reuniones de negocios, revisar quiénes son los invitados y qué tipo de artistas participarán, de modo de llegar en condiciones óptimas a las jornadas de trabajo del evento.

12_C

 

¿QUÉ ES UN SHOWCASE Y CUÁL ES SU OBJETIVO?

Es sabido que el sonido de un grupo/solista no es igual en formato grabado que en vivo y, hoy en día, es tan importante el sonido y la forma en que luce el grupo como su producción de estudio. El show es la instancia que consolidará la carrera del artista y su relación con el público. Por eso la oportunidad de acceder al vivo (más allá del material grabado), es una instancia vital para los profesionales del sector. De ahí que los showcases se hayan transformado en una modalidad muy extendida en mercados y ferias por su posibilidad para mostrar, de una forma condensada e intensiva, el trabajo de un artista sobre el escenario.

Las organizaciones de los mercados y ferias realizan convocatorias abiertas a diversos géneros y estilos para luego seleccionar a los artistas que participarán de los showcases. Es importante revisar el historial de showcases de cada evento antes de inscribirse, para comprender si el producto que se inscribirá puede calificar o no para ellos. Esto sucede, en particular, cuando hay mercados especializados en determinados géneros o regiones. Para quien es elegido es importante ser preciso y coherente, mostrar lo mejor y lo más representativo de su sonido e identidad musical a través de un repertorio especialmente seleccionado, de modo de aprovechar al máximo este espacio de exhibición frente a programadores, potenciales compradores y demás profesionales del sector.

 

34 Puñaladas: cuando un NO sirvió para abrir puertas

Este grupo de tango, creado en 1998, está integrado por cuatro guitarras y un cantor. En sus inicios revisitaban tangos de las décadas del 20 y del 30. Hoy, luego de seis discos, convirtieron aparentes desventajas en parte de su identidad.

Corría el año 2004 y la estrategia para identificar su circuito adecuado consistía en hacer explícitos algunos componentes diferenciales de su identidad: no tienen bandoneón, no tocan tangos conocidos, su repertorio no se puede bailar y la mayoría de sus temas estaban cantados en lunfardo.

Teniendo en cuenta que se trata de uno de los géneros más populares de la Argentina, esas cualidades, obstáculos aparentemente imposibles de vencer, pasan a ser elementos clave para abrir puertas en el circuito de las músicas del mundo.A partir de esa estrategia han podido presentarse en circuitos y festivales que hasta ese momento no habían incluido al tango como parte de su programación y también ha servido para que otros grupos, pertenecientes a la misma generación, hayan podido presentar su material en los mismos circuitos.

www.34punaladas.com.ar | www.facebook.com/34punaladas

 

¿QUÉ DEBO ESPERAR DE UN SHOWCASE?

El showcase es un espacio de promoción diferencial para que el artista muestre lo que sabe hacer. Sin embargo, también significa una oportunidad para evaluar qué quiere comunicar a los diversos públicos y destinatarios asistentes acerca de su identidad, sonido y repertorio.

¿Es más importante la música o lo que se dice en las letras? ¿Es más importante el virtuosismo o la intención? ¿Es más importante la calidad o el impacto? Se trata de algunas cuestiones, entre muchas otras, que pueden surgir a la hora de pensar y organizar un showcase.

Quienes asistan a estos conciertos de promoción evaluarán cada una de esas cuestiones y decisiones, por eso, es recomendable organizar un repertorio que incluya los distintos matices, el impacto, el buen sonido, los pasajes de intimidad y, al mismo tiempo, una selección que sea representativa de la estética y de la identidad del artista.

Usualmente, no podremos incluir en un showcase más de cuatro o cinco temas (eso dependerá de su duración). Dado que el público asistente está básicamente integrado por profesionales del sector, el artista deberá estar preparado para recibir escasos aplausos, poca calidez y adaptarse a la entrada y a la salida de espectadores en forma constante. Se trata de una característica que no debe asumirse como desinterés, sino tener presente que los profesionales del sector pueden realizar una evaluación del artista en poco tiempo.

Lo importante es comprender que, a través de un showcase, el artista debe entrar en el mapa mental y sonoro del programador. Para quienes no conocen lo que el artista hace, es la oportunidad de tomar contacto por primera vez con la música, la estética y el sonido que lo identifican.

Es recomendable llegar al showcase con una persona que oficie de productor, y sea el responsable que luego llevará adelante las reuniones de negocios. Es necesario que alguien cumpla ese rol para que el artista pueda concentrar las energías en tocar y que su productor o representante pueda evaluar los resultados de reuniones y showcases.

 

12_D

 

¿QUIÉNES ASISTEN A FERIAS Y MERCADOS?

A las ferias y mercados asiste una serie de profesionales del sector que, por lo general se dividen, a grandes rasgos, entre compradores y vendedores. Aunque pueda parecer simplista, esta división ayuda a tomar posición y entender desde dónde debemos encarar nuestra estrategia.

El comprador tiene por objetivo buscar productos que sirvan para su programación. Aquí pesarán las características del espacio, del evento, de la empresa o la institución que él representa, así como también sus posibilidades y márgenes de riesgo e innovación desde el punto de vista artístico. Dentro de este sector también se encuentran los llamados “formadores de opinión”, programadores o productores que, ya sea por trayectoria, experiencia, valor simbólico que representan, etc. son “observados” por el resto en lo que respecta a sus elecciones, decisiones o sugerencias. Entender sus gustos y sus búsquedas dependerá de cuán profunda sea la investigación que hagamos.

Del otro lado está el llamado vendedor. Se trata del “lado del mostrador” en el que se ubican los artistas (grupos y solistas) y los agentes de contratación (que explicaremos luego). Aunque de antemano pueda pensarse que el resto de los vendedores implican un factor de competencia, es importante entender que cada artista o producto tiene su propia particularidad que lo hará único. Esa característica será el factor diferencial e irrepetible a desarrollar a lo largo de toda su estrategia de promoción.

También podemos encontrar productores que, a la vez, son dueños de salas o agentes de contratación que busquen nuevos artistas y, al mismo tiempo, ofrezcan a aquellos que ya son parte de su agencia; por ende, los identificaremos como vendedores y compradores.

No esperemos conseguir automáticamente una gira a partir de un showcase. Si sucede, es preferible interpretarlo como producto de la casualidad, el trabajo constante o la presencia del comprador potencial en el concierto.

 

¿Quiénes son los compradores?

• Programadores de festivales (nacionales e internacionales).

• Programadores de instituciones públicas (nacionales e internacionales).

• Programadores de organizaciones privadas o independientes —centros culturales, teatros, etc.— (nacionales e internacionales).

• Programadores de pequeños clubes de música, salas especializadas en géneros musicales.

• Sellos discográficos que buscan artistas para sus catálogos.

• Agencias de contratación (productores en busca de nuevos contenidos o que trabajan con determinados territorios).

• Distribuidores de material discográfico, tanto en formato físico como digital.

¿Quiénes son los vendedores?

• Managers de artistas.

• Grupos/solistas que no cuentan con un manager y asumen esa función.

• Sellos discográficos que buscan hacer alianzas con otros sellos presentes en el mercado/feria.

• Agencias de contratación (productores que se dedican al desarrollo y venta de artistas).

• Prestadores de servicios complementarios (agencias de prensa, diseñadores y programadores web, empresas de producción audiovisual, etc.).

20 MINUTOS (¡O MENOS!) PARA ABRIR UNA PUERTA

Ya hicimos un showcase, ¿Cómo seguimos? Si fuimos seleccionados para realizar un showcase, es vital entender que esa presentación breve es sólo una parte del trabajo de un artista durante el mercado o la feria. Otra actividad central es la participación en las reuniones de negocios. Estos encuentros de trabajo pueden haberse coordinado por agenda —en el caso de que esto sea parte de la organización—, o pueden ser el resultado de encuentros informales entre compradores y vendedores.

Lo arriba mencionado implica que el artista debe prepararse para ambas instancias: showcase y reuniones de negocios, o sólo para estas últimas, en caso de no haber sido seleccionado para una presentación en vivo. Las reuniones pueden ocurrir antes o después de realizar el showcase e incluso el mismo día.

Las llamadas “reuniones de negocios” son encuentros “persona a persona” entre Compradores y Vendedores. Por lo general, tienen una duración máxima de 20 minutos y, en la mayoría de los mercados que incluyen esta modalidad de reunión, se extienden por no más de 15 minutos.

Es durante esta reunión que se deberá mostrar al comprador todo el material necesario (video, audio, etc.) que sirva para ilustrar el trabajo del artista, su estilo, su formato en vivo, entregar material y, por supuesto, explicar si la banda/solista está en condiciones de desarrollar otras actividades complementarias (talleres, clínicas, etc.).

Para llegar a una reunión de negocios y aprovechar al máximo la oportunidad se deberá comprender que el producto a ofrecer no es para todos y que, así como la banda/solista invierte tiempo, trabajo y recursos para crecer a nivel local, del mismo modo deberá hacerlo para proyectar su trayectoria a nivel regional, nacional e internacional.

A la hora de organizar una reunión de negocios es importante pensar —siempre que el mercado ofrezca esa posibilidad— con quién priorizaremos establecer un contacto comercial. Será entonces parte de nuestro trabajo investigar la trayectoria de las personas, instituciones u organizaciones que representan (festivales, centro culturales, teatros, etc.), de modo de comprender si nuestro producto puede ser o no de interés para ellos, ya sea porque coincide con su estilo de programación o porque puede ser atractivo por su capacidad distintiva.

La búsqueda de esta información resulta hoy más accesible gracias a la tecnología: webs, datos de la institución, espacio que representa, recorridos profesionales, contenidos programados anteriormente, son aspectos clave para tal análisis.

Hacer previamente un buen análisis de los compradores y contar con el material adecuado para presentar en las reuniones ayuda a llegar a estas instancias de una forma más segura y mejor preparada, y aprovechar al máximo el tiempo con los contactos y compradores posibles.

 

SE TERMINÓ EL MERCADO O LA FERIA, Y ¿AHORA?

Una vez que el mercado o la feria finaliza se inicia una instancia tan importante como las anteriores: la etapa de seguimiento. Se trata del momento para retomar contacto con aquellos que conocimos durante el evento; con quienes han mostrado interés en nuestro producto es el momento indicado para iniciar el proceso de concreción o negociación para llevar a buen puerto el diálogo y llegar así a la ansiada venta.

Es importante mantener informado a quienes hemos contactado acerca de la agenda de actuaciones, ediciones discográficas, grabación de nuevo material, lanzamiento de video clip, notas de prensa, invitación a redes sociales, saludos personales o festivos —quizás con una canción—, etcétera. Es recomendable aprovechar estas “excusas” para profundizar el contacto con objetivos precisos. Muchas veces, los compradores evalúan el crecimiento y desarrollo de un artista para luego decidir si incluirlo o no dentro de su posible programación.

Si, por el contrario, hemos dejado material durante nuestra reunión de negocios y no hemos recibido una devolución del comprador, será una buena oportunidad para retomar contacto y conocer su opinión sobre el artista, entendiendo y valorando cómo puede percibirse nuestro trabajo desde otra cultura. Este contacto fluido y sostenido en el tiempo, permitirá que en el próximo encuentro (¡que sucederá, sin dudas!) la relación resulte más familiar y sea más sencillo para ambos expresar sus objetivos.

Si nos tomamos el tiempo para investigar a la persona con la que tendremos la entrevista serán los 20 minutos mejor aprovechados y el material mejor invertido.

Si percibimos que durante la reunión la persona no tiene demasiado interés en nuestro producto, no debemos desanimarnos. Un NO hoy es sólo eso: ¡quizás la próxima cambie de opinión!

 

Soema Montenegro: de los sonidos de la selva a la Gran Manzana

Dueña de una voz particular y de un estilo musical que fusiona ritmos latinoamericanos, raíces provenientes del mundo de la selva, las comunidades guaraníticas y arreglos contemporáneos, esta cantante nacida en el oeste del conurbano bonaerense, trabaja técnicas vocales poco comunes y ha sabido transitar el llamado mundo de la “música independiente”. Su estilo tiene una identidad propia muy marcada, inconfundible, muchas veces catalogada como “extraña” o “indescifrable”.

Desde hace algunos años, Soema participa de distintos mercados y ferias que le han permitido mostrar su inconfundible estilo. La realización de showcases y la participación permanente en rondas de negocios han contribuido a que sea vista por programadores de diversos países lo que le permitió participar en festivales de Estados Unidos, Australia, Bélgica y planificar sus giras a largo plazo. Su perseverancia, la estrategia desarrollada con su agencia de contratación y la planificación han sido algunos de los aspectos clave para su crecimiento profesional sostenido.

www.facebook.com/SoemaMontenegro

 

ALGUNAS CLAVES FINALES

Luego de recorrer los pasos fundamentales para aprovechar las oportunidades comerciales que poseen las ferias y los mercados, podemos concluir que para llevar adelante el desarrollo de un producto musical, sin importar su género, deberán tenerse en cuenta los siguientes elementos:

¡CONVICCIÓN POR LO QUE HACEMOS!

Sin convicción no hay producto. Sin convicción no hay mirada a futuro. Sin convicción no hay ganas de crecer. Con convicción se pueden trazar estrategias, crecer, crear públicos y, por supuesto, desarrollar una carrera profesional en el mundo de la música.

¡IDENTIDAD, IDENTIDAD, IDENTIDAD!

Buscar, escarbar, explorar, inventar, improvisar, escribir, tachar, corregir, hasta encontrar la identidad, el sonido, la imagen, las palabras, la estética, la ropa, los colores que mejor representen lo que hacemos.

CONOCER NUESTRO PRODUCTO

Puede parecer obvio, pero implica entender las posibilidades y alcances de lo que hacemos. Profundizando el conocimiento sobre nuestro trabajo, podremos incrementar nuestro público, presentarnos en lugares que sean un desafío artístico, ser creativos para promocionarnos y hacer de todo esto parte de nuestra identidad.

SINGULARIDAD

Ser un artista de nicho no implica ser un artista para pocos,sino que nuestro producto requerirá de estrategias específicas que contribuyan con su desarrollo.

LOS MATERIALES NECESARIOS

Hemos detallado los materiales necesarios para desarrollar una carrera artística. Es bueno recordarlos: un video de una presentación en vivo, al menos un CD grabado (lo ideal son dos), buen material fotográfico, redes sociales activas (Facebook, Twitter, Instagram) porque tus seguidores son los que mejor hablan de tu trabajo (podemos ampliar al respecto en el capítulo dedicado a “Herramientas de marketing digital”).

SHOWCASE Y REUNIONES DE NEGOCIOS

Tanto la presentación en vivo como las reuniones de negocios son, en la actualidad, las mejores herramientas con las que cuentan los grupos y solistas para dar a conocerse entre los profesionales del sector musical. Preparar, analizar, aprovechar y extender en el tiempo tales espacios, así como también compartir las experiencias y los logros con otros artistas será de gran utilidad para mejorar, a futuro, la presencia en los mercados y en las ferias.

LOS ACTORES INVOLUCRADOS EN NUESTRA CARRERA

Para poder desarrollar una carrera sólida un artista deberá pensar en aquellos actores/roles que es necesario cubrir. A lo largo de la Guía se han detallado los principales actores del sector (manager, productor, agente de prensa, director de sello discográfico, etc.). En lo que respecta al desarrollo de un artista, quizás el más importante de ellos sea el agente de contratación o booking agent, o distribuidor (de acuerdo a los diferentes idiomas y países).

Otros actores importantes en esta instancia son los programadores (directores artísticos de festivales, responsables de centros culturales, clubes de música, salas, etc.), productores, directores y responsables de sellos y, claro está, los medios de comunicación que, desde su lugar, contribuyen también con el desarrollo de un artista.

Y sobre todo, tener en claro que lo que resulte de ello, ¡sólo será parte del camino a recorrer!