Skip to content

#GuíaRec

Prólogos

CONSTRUIR EL PRESENTE QUE NOS MERECEMOS

Por Teresa Parodi | Ministra de Cultura de la Nación

En un país como el nuestro, que vibra al ritmo de una cultura potente y diversa, el Estado tiene la tarea impostergable de democratizar el acceso a la información y a las oportunidades de desarrollo en igualdad de condiciones. Trabajar en conjunto con los diversos actores que aportan a la consolidación de las tramas sociales y productivas forma parte de los objetivos necesarios para que sigamos construyendo el presente que nos merecemos.

Recalculando es un programa orientado a la promoción de nodos de articulación para artistas, productores y emprendedores de la actividad musical que se viene desarrollando en todo el país desde 2012. En esta oportunidad, la Guía REC acerca tanto al público general como al especializado un conjunto de nociones, herramientas y experiencias destinados a la profesionalización de músicos-gestores emergentes.

Esta publicación forma parte de las numerosas acciones que lleva adelante la Dirección Nacional de Industrias Culturales para favorecer espacios de intercambio, capacitación y fortalecimiento productivo del sector, entre las que se destacan el Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) y sus Pre MICA regionales.

En sintonía con la gestión del Gobierno Nacional, este Ministerio tiene entre sus objetivos favorecer y potenciar la existencia de circuitos más amplios que los ofrecidos por el mercado hegemónico tradicional. Pone a disposición recursos y herramientas para los pequeños y medianos productores de las industrias culturales de nuestro país y articula nuevas redes comerciales y sociales tendientes a favorecer la sustentabilidad y fortalecimiento del sector.

Somos muchos los argentinos que día a día trabajamos para que nuestra cultura, que en la última década ha crecido como nunca antes en términos de producción económica, pueda seguir desarrollándose y diversificándose, profundizando el camino de la integración y el acceso a las distintas expresiones culturales de todo el territorio argentino y del resto del mundo.


 

UNA HERRAMIENTA PARA PROFESIONALIZAR LAS PRÁCTICAS CULTURALES

Por Jorge Espiñeira | Secretario de Gestión Cultural

El Estado, como responsable del diseño e implementación de las políticas culturales públicas, requiere de sujetos capaces de materializar y dinamizar, en el ámbito local, regional y nacional, las prácticas que configuran la cultura argentina.

Desde siempre, han existido personas con un liderazgo natural y una mirada especial que los ha impulsado a trabajar por los valores culturales de su comunidad. Los cambios profundos de las últimas décadas pusieron en evidencia la necesidad de profesionalizar ese accionar necesario para fortalecer y administrar las prácticas culturales.

El gestor cultural es quien hace viable un proyecto en sus dimensiones económica, social, política y territorial; es por esto que la guía REC pretende colaborar democratizando el acceso a herramientas que permitan el desarrollo y la profesionalización de los proyectos de gestión colectiva, además de la creación de condiciones para la sustentabilidad de los mismos. Utilizan las mismas técnicas que cualquier otro profesional con responsabilidad sobre la administración de recursos con objetivos determinados, sin embargo, la aplicación de la gestión a la cultura tiene especificidades que son expuestas en estas páginas, mostradas a través de casos concretos, con modelos de intervención reales y existentes, sin olvidar los diferentes ritmos de desarrollo del sector en cada región o ciudad del país y la emergencia de necesidades diversas.

Se trata de un aporte más del Ministerio de Cultura de la Nación destinado a músicos, gestores y productores de todo el país a través del Programa Recalculando, que estimula el desarrollo y profesionalización de la música emergente a través de una mirada federal constituyéndose en un nexo entre los colectivos de artistas y las instituciones, entidades y empresas, del ámbito público y privado.

Los distintos programas de la Secretaría de Gestión Cultural trabajan para la creación y articulación de redes y circuitos regionales para músicos, gestores, productores y realizadores de todo el país, contribuyendo al crecimiento social y económico, pero sobre todo promoviendo prácticas tendientes a un desarrollo integral de estos actores.

No existen modelos exclusivos, sino diversas prácticas, tendencias y concepciones. En este sentido, las políticas y estrategias de gestión cultural deben ser el resultado del conocimiento y el reconocimiento del medio en el cual se dan. Nuestro trabajo es, en definitiva, un aporte para el fortalecimiento de las identidades y una herramienta para el desarrollo social.


 

FORTALECER LA PLURALIDAD DE VOCES Y SUS NUEVAS FORMAS DE TRABAJO

Por Natalia Calcagno | Directora Nacional de Industrias Culturales

La industria discográfica vive actualmente un momento de redefinición de su modelo de producción. Los avances tecnológicos modificaron el paradigma clásico de la industria.

Sin embargo, estas transformaciones, sin duda favorables para la independencia y autogestión de los artistas, aún no son lo suficientemente fuertes como para contrarrestar los patrones exclusivistas y mercantilizados de la industria, así como el dominio de los principales canales de marketing y distribución.

Las nuevas formas de visibilización de la música constituyen, a futuro, una alternativa a la concentración económica del sector. Concentración y extranjerización siguen siendo problemáticas pendientes, por lo que se necesitan políticas de Estado y estrategias de comercialización que velen por la pluralidad de voces y contenidos.

Asimismo, esa crisis del modelo tradicional de la industria discográfica ha multiplicado la aparición de nuevos agentes del sector y ha dado paso a nuevas formas de trabajo que aún tienen que ser comprendidas, analizadas y puestas en debate.

La Guía REC busca presentar y a la vez sistematizar una serie de contenidos y saberes técnicos escritos por profesionales de reconocida trayectoria que servirán de herramientas tanto para músicos como gestores y emprendedores del sector. Además, se articula como un espacio de análisis y discusión sobre la profesionalización de músicos y emprendedores de proyectos musicales.

Esos cambios experimentados por la industria de la música dibujan caminos alternativos para muchos artistas, a la vez que plantean nuevas formas de trabajo y vinculación. Los productores y colectivos musicales han empezado a encontrar nuevas vías de existencia, y esa tendencia ha logrado expandirse hasta llegar a ser una realidad incipiente pero palpable.

Estamos convencidos de que con el acompañamiento del Estado mediante programas como Recalculando y el desarrollo de herramientas de profesionalización para todo el sector de la música, estas nuevas formas de organización y gestión pueden convertirse en alternativas sustentables.